Contenido:
Prologo
Introducción
La Promoción
La Escuela
Nombre de la Prom
Himno de la Prom

Banderín y Emblema

Poesías, composiciones y Anécdotas
Ceremonia de Graduación
Fallecidos
Aeronaves voladas
Vida como oficiales
Galería Fotográfica
Bodas de Oro
Himno de la Aviación
Créditos
 

Envíenos e-mail:
piranagoyo@gmail.com
 

Autores:
Mayor General FAP Oscar G. Gagliardi Kindlimann

Oscar Gagliardi Corpancho

 

 

Nombre de la Promoción

El sábado 14 de Abril de 1956 en la explanada posterior del Pabellón de Cadetes de la Escuela de Oficiales de la FAP, se realizó por primera vez en los anales de la Escuela, la Ceremonia de Bautizo a los Cadetes de 1er. año, denominándolos con el nombre de una figura señera de la aviación militar: Promoción Capitán FAP Eduardo Maguiña Gálvez.

En esta ceremonia sencilla pero de gran significación, ya que tendía a exaltar los valores morales del espíritu al evocar a gloriosos caídos de la Fuerza Aérea, se contó, entre otros, con la presencia del Coronel FAP César Lynch Cordero, Jefe de Estado Mayor del Centro de Instrucción de Aeronáutica y el Director de la Escuela de Oficiales de la Fuerza Aérea, Coronel FAP José Gagliardi Schiaffino. También estuvo presente el Dr. Enrique Maguiña Gálvez, hermano del fallecido Capitán Eduardo Maguiña Gálvez, el Comandante FAP Rolando Gilardi Rodríguez, Sub-Director de la Escuela de Oficiales, miembros de la Promoción Coronel Francisco Bolognesi a la que perteneció el extinto Capitán, ademas de Jefes y Oficiales FAP y familiares de los nuevos Cadetes.

El Batallón de Cadetes con Bandera y Banda de Músicos al mando del Capitán Carlos Pagador Rosell, formó y rindió los honores de reglamento.

A las 10:30 del sábado 14 de Abril de 1956 se inició la ceremonia con la entonación del Himno Nacional del Perú. Seguidamente el Comandante FAP Rolando Gilardi Rodríguez tuvo a su cargo el discurso de orden explicando la realidad y alcances de este primer bautizo. También se refirió al Padrino de la Promoción, Dr. Enrique Maguiña Gálvez a quien agradeció haber aceptado tal designación, para luego decirle lo siguiente: “Estamos seguros que con el mismo cariño que siguió los pasos de la brillante carrera de su hermano, sabrá también seguir los de esta Promoción, que desde hoy, ha de ver en él, a un digno protector”.

Luego de las palabras del Comandante Rolando Gilardi, el Cadete de 1er. Año Víctor Medina Frias, dio lectura a una hermosa alegoría, mientras la Banda tocaba una melodía. Concluída esta lectura, el Oficial de 1er. Año, Teniente FAP Gustavo Cornejo Menacho, pasó lista a la Promoción “Maguiña”. Instantes después, el Brigadier de la Promoción anudó en la cinta de los globos el gallardete de la Promoción con la relación nominal de los Cadetes de 1er. Año. Los globos , durante el ascenso, batian sobre la Escuela el Gallardete celeste, mientras los Cadetes entonaban el Himno de la Aviación y una Escuadrilla de aviones al mando del Capitán FAP Héctor Rivera Alvarez hacía un pasaje sobre la vertical de la formación.

El Dr.Enrique Maguiña Gálvez, Padrino de la Promoción “Maguiña”, con voz emocionada leyó su discurso de agradecimiento, siendo muy aplaudido y felicitado a su término. Luego se realizó el desfile de Honor y se repartieron Banderines de la Promoción. Terminado el mismo, se ofreció un brindis de Honor.

Se hace presente que esta ceremonia fue una iniciativa del entonces Comandante Rolando Gilardi Rodríguez.

El Capitán FAP Eduardo Maguiña Gálvez

Ustedes se preguntarán, ¿Quién fue el Capitán Eduardo Maguiña Gálvez?.
Pues bien, responderemos diciendo lo siguiente:

Eduardo Maguiña Gálvez se presentó a Las Palmas, a la entonces Escuela Central de Aviación “Jorge Chávez”, en 1933 aprobando los exámenes e ingresando a la misma, dentro del grupo de 50 postulantes que cubrieron las vacantes que la superioridad había otorgado. De ella egresó, después de tres años de instrucción militar, académica y de vuelos, con el grado de Sub-Alférez Piloto Observador.

El 6 de Enero de 1936, habiendo terminado satisfactoriamente su 3er. Año de instrucción se graduaron un total de 32, de los cuales 29 recibieron sus ansiadas Alas doradas de piloto y 3 obtaron la Especialidad de Administración. Ellos fueron bautizados con el glorioso nombre del heroico defensor de Arica “Coronel Francisco Bolognesi”.

Entre los 29 egresados como Oficiales Pilotos, el Sub-Alférez Eduardo Maguiña ocupó el puesto 23. Sus compañeros de promoción fueron los siguientes:

Oficiales Pilotos:

1.- Oscar Rizo Patrón Gorriti
2.- Alfredo Salazar Southwell
3.- Luis Cossío Tudela
4.- Julio Ganoza Taboada
5.- Angel Santa María Raygada
6.- Fernando Paraud Dubreuil
7.- Ernesto Gómez Cornejo Valcarcel
8.- Manuel Gambetta de Piélago
9.- Carlos Frías Saraleguí
10.-Carlos Insua Hoyos
11.-Alfredo Silva Boggiano
12.-Jesús Melgar Escutti
13.-Guillermo Sarria Balbuena
14.-Enrique Espinoza Sánchez
15.-Pedro Vargas Prada Peyrano
16.-Marcial Burgos Lizarzaburu
17.-Francisco García Romero
18.-Juan Bejarano Rivera
19.-Alejandro Gamón Franco
20.-Jorge Ceballos Carbajal
21.-Carlos Granthon Cardona
22.-Carlos Siles Baroni
23.-Eduardo Maguiña Gálvez
24.-Juan Trivelli Reyes
25.-Félix Salazar Cortéz
26.-Fernando Pinedo Castro
27.-Jorge Podestá Jiménez
28.-Carlos Sanguinetti Caballero
29.-César Vega Uriarte

Oficiales de Administración:

1.- Jorge Bahamonde Bahamonde
2.- José Villavicencio Tafur
3.- Manuel Higueras Ureta

El Alférez Eduardo Maguiña fue ascendido a Teniente de Aeronáutica en 1940. Con el grado de Teniente se desempeñó como Instructor de Vuelos de Cadetes. En 1941 inició su apoyo como piloto en la Compañía de Aviación Faucett junto con otros Oficiales del Cuerpo Aeronáutico del Perú. En Febrero de 1942 ascendió a Capitán de Aeronáutica. El domingo 27 de Septiembre de 1942 pierde la vida en un accidente de aviación estando como piloto en un avión Stinson de la Compañía de Aviación Faucett.

Partida a la inmortalidad del Capitán FAP Eduardo Maguiña Gálvez

El 27 de Septiembre de 1942 se encontraba al comando de un avión Stinson Faucett , que era un avión de itinerario, monoplano de ala alta, monomotor equipado con un Pratt & Whitney, Wasp de 400 HP, con capacidad para 8 pasajeros y construído en el Perú, se precipitó a tierra en las inmediaciones del entonces aeródromo de Santa Cruz, en Lima, que era el campo de operación de la Compañía de Aviación Faucett, en la que Maguiña prestaba sus servicios como Piloto junto con otros oficiales del CAP.

Las versiones que se dan sobre el accidente mencionan un defecto en los alerones y la obstrucción en los tanques de combustible. La falla se presentó tan rápido que no dio tiempo a su piloto para poder actuar. Un montón de telas desgarradas y fierros retorcidos, aprisionando los cuerpos de los ocupantes, quedaron en el campo, falleciendo todos sus ocupantes.

Se menciona que un gran aviador había perdido la vida y que Maguiña fue un esforzado y valiente piloto. Es así que cuando servía en la Base Aérea de San Ramón, mereció ser citado en la Orden del Día por haber logrado conducir su avión, con lenguas de fuego por incendio declarado, hasta el campo de aterrizaje ante el asombro de los observadores terrestres.

Cristiana sepultura

Al llegar el féretro con los restos del Capitán Eduardo Maguiña Gálvez al cementerio, tomaron las cintas el Edecán del Señor Presidente, el Sr. Ministro de Marina y Aviación, los Generales de Aviación Federico Recavarren y Fernando Melgar y el Comandante Edilberto Maguiña.

Concluído los responsos y momentos antes de ser inhumado los restos del Capitán Maguiña, el Capitán CAP Carlos Siles Baroni, integrante de la Promoción a la que pertenecía el extinto, pronunció el discurso fúnebre.

El Capitán Carlos Siles Baroni mencionó en el discurso de despedida de los restos del Capitán Maguiña, entre otros conceptos, los siguientes:

“El destino nos reúne una vez mas en dolorosa peregrinación, entre los muros que circundan este sagrado recinto del dolor. Otro golpe aciago de la suerte enluta las alas del Perú, añadiendo un eslabón a la trágica cadena que, ayer como hoy, sigue jalonando el sendero del deber cumplido. La infausta fecha de ayer domingo 27 de Septiembre, fecha ya cubierta de dolorosa evocación para el Cuerpo Aeronáutico, fue señalada para arrebatar otro tributo de vida a la Promoción Bolognesi, el Capitán de Aeronáutica don Eduardo Maguiña Gálvez, esforzado aviador y valiente piloto militar, que aunaba a sus vastos conocimientos técnicos, una gran experiencia acumulada en sus dos mil horas de vuelo sobre nuestro territorio, las virtudes del franco camarada, del perfecto caballero y amigo sin igual".

Y las palabras del Capitán CAP Carlos Siles Baroni continuaron siendo escuchadas por los camaradas, amigos y familiares del Capitán CAP Eduardo Maguiña Gálvez...

"Has caído tú, plegando las alas mecánicas en tu último vuelo, terminando una equívoca labor de esta tierra, para marchar cara al cielo con la sonrisa en los labios, como musitando un adiós sobre los afectos que dejas en este mundo”...

Y refiréndose a los pasajeros que perdieron la vida junto con el Capitán Maguiña, señores Daniel Vela, Adolfo Bragagnini, Luis A. Serrano y Luis Anglielmi Zapata, el Capitán Carlos Siles dijo:

“Rindieron su vida en plena eclosión de optimismo, sin sospechar siquiera que aún el hombre, no ha llegado a la imposición firme y categórica, sobre ciertas leyes de la naturaleza”.

Capitán FAP Eduardo Maguiña Gálvez...Descansa en Paz!.