Menú
Introducción
Nacimiento y Estudios
Su Interés por los Cohetes
Actividad Diplomática
El Primer Dispositivo
La Rueda Motriz y los Aviones
El Motor a Reacción
El Avión Torpedo
El Pionero
Cronología Histórica
Historia de la Exploración Espacial
Curiosidades
Bibliografía
Enlaces
Museo Virtual


Webmaster:

Oscar Gagliardi Corpancho
oscar@incaland.com

Esta página web es publicada en:

Programación y diseño gráfico:
Oscar Gagliardi Corpancho.

Apoyo en el diseño
y edición:

Mayor General FAP Oscar Gagliardi Kindlimann


...Nuestros sueños aunque parezcan dificiles o imposibles pueden hacerse una realidad...

Astronomy Magazine 

 

Copyright © 2003-2008

 

Pedro Paulet tuvo la certeza de haber encontrado en el cohete el motor insuperable para toda clase de vehículos y especialmente para los aéreos, aunque modificando totalmente la estructura y la forma de los aviones conocidos en ese entonces.

Pedro Paulet decía que todo técnico al tanto de la historia de invenciones y descubrimientos sabe que el progreso no consiste en igualar los procesos de la naturaleza, sino en sobrepasarlos. Si para el transporte terrestre nos hubiéramos reducido a multiplicar las patas de los móviles, estaríamos donde estuvieron los Incas que no conocían la rueda, no obstante poseían magníficos caminos. El pensaba que no era posible progresar más en la locomoción aérea imitando el vuelo de las aves. Es decir, que habría que estudiar, no la aviación sino la "desgravitación", tendiendo más que a la aeronáutica, a la bien llamada por M. Rosny, la "astronáutica" o sea el transporte arriba del planeta, donde casi no hay aire, ni nubes, ni hielo.

Avion FarmanPaulet afirmaba que en tal medio poco valen alas, planeadores y hélices; lo único que queda como expediente es el cohete y entonces lo que se impone es una nueva forma del móvil impulsado por esa propulsión a escape, forma que no debe ser "aerodinámica", sino "astrodinamica”. Paulet se adelantaba a su tiempo y predecía el futuro tecnológico del hombre en el espacio.

HelicePara Paulet la hélice debe desaparecer por innecesaria y hasta contraproducente. El explicaba que la hélice no sirve donde falta aire. El consideraba también que debían desaparecer los otros elementos del planeador y ser reemplazados por una "nueva forma" que responda a su función astronáutica, una vez dominada la gravitación gracias a los cohetes. Esas funciones y sus conocidos órganos son: perforar la atmósfera densa o raía mediante el mejor instrumento de perforación que es “una punta”; mantener la libertad de acción del astronauta en una cámara hermética, con la forma más resistente a las presiones exteriores, que es la "esférica", y permitir el fácil manejo de esa punta exterior desde el interior de dicha cámara, así como el metabolismo de ese bólido habitado con cualquier ambiente externo, adaptando sistemas ya bien experimentados como en los sumergibles.

Estas son las bases que lo guiaron al concepto del "avión torpedo".