Menú
Introducción
Nacimiento y Estudios
Su Interés por los Cohetes
Actividad Diplomática
El Primer Dispositivo
La Rueda Motriz y los Aviones
El Motor a Reacción
El Avión Torpedo
El Pionero
Cronología Histórica
Historia de la Exploración Espacial
Curiosidades
Bibliografía
Enlaces
Museo Virtual


Webmaster:

Oscar Gagliardi Corpancho
oscar@incaland.com

Esta página web es publicada en:

Programación y diseño gráfico:
Oscar Gagliardi Corpancho.

Apoyo en el diseño
y edición:

Mayor General FAP Oscar Gagliardi Kindlimann


...Nuestros sueños aunque parezcan dificiles o imposibles pueden hacerse una realidad...

Astronomy Magazine 

 

Copyright © 2003-2008

 
El primer dispositivo diseñado por Pedro Paulet consistió en una rueda de bicicleta provista de dos cohetes, alimentados por tubos unidos a los radios, por los que la carga venía de una especie de carburador fijo, colocado cerca del eje, con un anillo de agujeros por donde entraba la mezcla explosiva a dichos tubos, cada vez que su boquilla pasaba por uno de los agujeros.
 
El quid de la cuestión era, naturalmente, el explosivo. El diseño según Paulet podía ser adaptado para utilizar más cohetes. Este diseño se asemeja a las turbinas hoy utilizadas por los aviones a reacción. Pedro Paulet realizó muchos experimentos, hasta que, aconsejado por el mismo Berthelot, preferió utilizar las panclastitas de turpín, el inventor de la melinita. Eran explosivos líquidos, fácilmente volatilizables y de tan tremenda expansión que había que debilitarlos con disolventes apropiados.

Ver animación de la Rueda Motriz

Los resultados que obtuvo Paulet fueron muy halagadores, la rueda giraba al parecer indefinidamente, y aunque las experiencias fueron, como era indicado, muy secreta, su buen éxito trascendió al Barrio Latino, a lo que tal vez se debe que un autor inglés lo haya citado como uno de los primeros precursores de la aviación con cohetes.

Paulet en el laboratorioUn grave accidente ocurrido durante los experimentos que efectuaba Pedro Paulet para probar la velocidad máxima a la que podía girar la girándula, provocó la alarma del Director del Instituto Doctor C. Chabrié, quién prohibió radicalmente que se manejaran explosivos en sus laboratorios, entonces situados en humildes barracas cerca del Jardín de Luxemburgo, en París. El accidente fue producido por una explosión de acetona que se encontraba en un depósito cerca de un calentador. Paulet fue detenido a causa de este incidente para luego ser liberado cuando su profesor Berthelot testificó que Paulet no era un anarquista.

No pudiendo continuar los experimentos en el hotel donde se encontraba alojado, y menos cuando la policía, afirmaba que dichos experimentos deberían ser efectuados solo en instalaciones militares, laboratorios y no independientemente. Fue así como Paulet se quedó con su girándula motriz y sus consecuentes aplicaciones inconclusas, por otro lado, la efectividad de su máquina ya había sido comprobada. Este serio accidente causó la perforación del tímpano izquierdo de Paulet, que mas adelante le causó la sordera.