Menú
Introducción
Nacimiento y Estudios
Su Interés por los Cohetes
Actividad Diplomática
El Primer Dispositivo
La Rueda Motriz y los Aviones
El Motor a Reacción
El Avión Torpedo
El Pionero
Cronología Histórica
Historia de la Exploración Espacial
Curiosidades
Bibliografía
Enlaces
Museo Virtual


Webmaster:

Oscar Gagliardi Corpancho
oscar@incaland.com

Esta página web es publicada en:

Programación y diseño gráfico:
Oscar Gagliardi Corpancho.

Apoyo en el diseño
y edición:

Mayor General FAP Oscar Gagliardi Kindlimann


...Nuestros sueños aunque parezcan dificiles o imposibles pueden hacerse una realidad...

Astronomy Magazine 

 

Copyright © 2003-2008

 
El "avión torpedo" que posteriormente Paulet prefiere llamar "autobólido" estaba diseñado en base a su motor a reacción y poseía una forma de "punta de lanza". Esta nave aeroespacial tenía un espacio interior adecuado para una tripulación, revestido a su vez en su parte externa con una capa de material resistente a las condiciones del espacio y de la atmósfera. Paulet eligió el diseño esférico de la cabina debido a que el consideraba que esta forma geométrica es mas resistente a las presiones externas producidas por el medio ambiente y porque a su vez permite una completa libertad de movimiento a la tripulación. Así mismo el diseño consideraba el uso de paredes térmicas y la producción de electricidad para el instrumental por medio de baterías termoeléctricas.
 

El ala delta de la nave espacial poseía en ambas bases localizadas en los extremos de la misma, doce baterías de tres cohetes por batería, pudiéndose orientar ese triángulo en forma de lanza por medio de un eje situado sobre el centro de gravedad de la célula. Con tal sistema se puede lograr lo siguiente:

  • La elevación vertical, dirigiendo la punta hacia el cenit.
  • La permanencia sobre un objetivo dado, con esa punta dirigida al cenit y manejando la potencia de las baterías de cohetes para que equilibren la fuerza de gravedad.
  • El planeo horizontal y oblicuo, dirigiendo la punta hacia el horizonte buscado.
  • La sumersión del aparato del aire, en el mar, dirigiendo la punta más abajo de la horizontal; y
  • La navegación submarina.

Presione para ver la animación del principio en el que se basa el diseño del motor cohete de Pedro Paulet. Ver animación del movimiento del ala delta.

Para Paulet era importante definir si la nueva "forma" de avión esbozada en sus dibujos y sus ideas sobre la astronáutica, son o no superior a las ya conocidas para resolver los problemas de la aviación futura, que consisten principalmente en los ideales siguientes, que a pesar de cuanto se sabe, en ese entonces, no han sido ni aproximados:

  • Elevarse verticalmente, despegándose de una pequeña plataforma, sin ayuda de hélices
  • Mantenerse en línea de plomada sobre un objetivo fijo ó móvil.
  • Volar a más de 1,000 kilómetros por hora en la estratosfera.
  • Sumergirse en el mar y navegar ahí como sumergible, y
  • Funcionar en el ambiente más enrarecido.

Presione para ver la animación del principio en el que se basa el diseño del motor cohete de Pedro Paulet. Ver simulación del alunizaje del avión torpedo diseñado por Pedro Paulet Mostajo.

Los últimos esquemas de su nave espacial fueron firmados: “Torpedo Plane, Paulet System, 1902”, en castellano, el lo llamaba “Autobólido”.

La nave espacial diseñada por Pedro Paulet estaba basada en principios completamente diferentes a los conocidos en ese entonces. La nave de Paulet no tenía alerones, un fuselaje con alas de avión tradicional, ni un motor a gasolina y no tiene hélices. La nave estaría construida de una esfera de aluminio con un interior de acero, con unas medidas de 3 metros y medio de largo por dos y medio metros de ancho. Dentro de la cabina hay espacio para una tripulación de 4 personas. Basado en el artículo aparecido en la prensa de Rótterdam.

Pedro Paulet es sin duda un ejemplo de cuán osadas fueron las investigaciones aeronáuticas de nuestros precursores y cuán grande fue la inquietud de los peruanos por resolver los complicados problemas que ofrecía a los estudiosos la nueva ciencia del espacio.

La Fuerza Aérea del Perú ha dedicado en el Museo Aeronáutico del Perú localizado en la Base Aérea de las Palmas, una sala donde se exhiben los trabajos de Paulet, sus diagramas originales, medallas, fotografías y modelos a escala de sus inventos. www.incaland.com/museofap

Pedro Paulet mantuvo inéditos por mucho tiempo los estudios de su invento. Lo hizo no tanto por falta de tiempo o dinero, sino mas bien por la incompatibilidad evidente entre la situación de inventor y su carrera en el servicio exterior de su país el Perú, que inició en 1901, y en la que se mantuvo, salvo durante un lapso de 10 años en la época de la primera guerra mundial. Como se sabe la propulsión por cohetes, algo considerada anteriormente, cayó en completo desuso por un tiempo, y de tal modo que ni los mismos aviadores tomaban en serio a los que se proponían nuevos ingenios distintos de los planeadores con motor de hélice. Para Paulet no habia peor fracaso para un Cónsul o un Diplomático que el de verlo entregado a proyectos al parecer quiméricos.
 
Pedro Paulet afirmó: "En nuestros paises latinoamericanos la industria aeronáutica recién asoma; y a nuestro público no le interesa, en esta clase de asuntos, las teorías, sino los resultados prácticos. Así hubiera continuado viviendo de recuerdos, esperando silenciosamente una ocasión propicia para construir y experimentar mi viejo "avión torpedo", si el reciente interés del público por el avión sin hélice del capitán Frank Whittle y otras "armas secretas" con propulsión por cohetes, no me hubiera parecido contrario a nuestra satisfacción patriótica, al ver que en tal celebrado progreso sólo se habla de inventores o teorizantes europeos o norteamericanos; sin que entre ellos aparezca ni un sudamericano, no obstante que en Sudamérica debe haber varios nativos, que, como yo, hayan estudiado esta clase de problemas."

Presione para ver la animación del diagrama del motor cohete. Ver fotografías del modelo del Avión Torpedo

En 1902 el físico-matemático ruso Zsiolkowsky, uno de los precursores de la astronáutica diseñó una nave a retropropulsión para viajes interplanetarios guiándose en los diseños y el prototipo denominado “Autobólido que en 1895 había diseñado Pedro Paulet Mostajo. Asimismo en 1912, el profesor norteamericano Robert Goddar y el científico alemán Hermann Oberth (en 1923) prefeccionaron sus motores experimentales en base a la concepción inicil del peruano Pedro Paulet.

Presione para ver la animación del diagrama del motor cohete. Ver dibujo de la cabina del Avión Torpedo

Presione para ver la animación del diagrama del motor cohete. Ver dibujo conceptual de un hangar donde se mantiene una flotilla de Aviones Torpedo